Cinco agentes de la Policía Municipal de Valle de Bravo, en el Estado de México, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) por “su probable participación” en el secuestro de un ciudadano en noviembre de 2017, según informó el titular de esa dependencia, Alejandro J. Gómez.

Por esa presunta “desaparición forzada” también fue detenido un civil, a quien investigan “por ser integrante de un grupo delictivo con orígenes en Michoacán”, expresó en su cuenta de Twitter ese fiscal general de Justicia.

El procurador añadió: “Los implicados [en el secuestro] ya fueron vinculados a proceso e ingresados al centro penitenciario de Almoloya de Juárez“. Hasta el momento, se desconoce el paradero de la víctima desaparecida.

(Con información de RT)