Silvia Tanús Osorio, coordinadora de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, manifestó que es insuficiente que el presidente municipal de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce ofrezca una disculpa pública a las regidoras contra las que ejerció violencia política de género, por lo que adelantó que seguirá impulsando su revocación de mandato.

Ilustró que el proceso de destitución del munícipe sería “largo” lo acelerará con la diputada Susana Riestra Piña, quien preside la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, a la que fue turnado el punto de acuerdo presentado en la sesión del pasado 30 de noviembre.

Esta determinación, emana después de que la Comisión Permanente del PAN ordenara al edil de Tecamachalco ofrecer una disculpa pública a las regidoras María Ruth Zarate Domínguez, Betzabel Vera Ramírez, Jessica Camareno Morales y Ruth Rodríguez Huerta que lo denunciaron por cometer violencia política de género por criticar su administración.