-MIGUEL ÁNGEL ARROYO

La aparición de David Villanueva Lomelí en la boleta electoral en el 2018, es un “strike cantado”, pues desde que se empezó a promocionar su imagen en las redes sociales y a utilizar otro tipo de plataformas de difusión, como es la entrega de artículos utilitarios escolares con el logo de la Auditoría Superior del Estado, en recintos públicos como “El Planetario”, ratifica su aspiración política.

El mensaje que envió este viernes el auditor, durante un encuentro con los reporteros no tiene pierde, pues entre líneas advirtió que siempre tendrá un perfil “ciudadano y académico”, es decir, ni por su mente, ha pasado la posibilidad de afiliarse al PAN, quien será finalmente quien lo postule, quién más.

El perfil ciudadano entre sus candidatos, es una estrategia que sin duda le ha dado los mejores resultados al morenovallismo. Así llegaron José Antonio Gali, primero a la alcaldía y luego a la gubernatura. Así llegó Banck al ayuntamiento, aunque nunca haya pedido un voto, sí, con un perfil ciudadano.

David Villanueva sabe que sus posibilidades de encabezar una coalición con un perfil ciudadano, es la mejor decisión que puede tomar, y de paso, al menos “maquillar” que no se trata de un político más  que busca llegar al poder, sino de un funcionario apartidista que busca servir a los ciudadanos (…).

“Para cualquier poblano el que sea mencionado para ocupar un cargo de mayor responsabilidad es un honor, si a futuro hubiera una invitación como siempre lo he hecho lo analizaré con toda responsabilidad, y con toda objetividad,  con toda la apertura se lo daré a conocer (…) siempre he tratado de que mi comportamiento sea con hechos no con cuestiones de futurismos o con cuestiones de rumores”, fue el argumento del yerno del priista (sic…) Melquiades Morales Flores.

En los meses venideros, “el ciudadano” reforzará su estrategia de promoción en las redes sociales, particularmente a través de su cuenta de Facebook, medio el que promociona de manera recurrente y a través de videos, de su trabajo al frente de la propia Auditoría Superior del Estado, así como del Liderazgo Efectivo.

Jorge Aguilar Chedraui, Mario Riestra Piña, bueno, hasta el propio Mario Alberto Rincón González y todos los que usted guste y mande, conocen perfectamente las intenciones de David Villanueva por “ganarles la carrera” rumbo al Palacio de Charlie Hall.

Ojalá y ello no genere más madrazos al interior del PAN, los cuales hoy día, están “de a peso”.