-MIGUEL ÁNGEL ARROYO

Los constantes desatinos en el manejo de la política interna del país, le han cobrado factura en múltiples ocasiones al Gobierno Federal, donde Miguel Ángel Osorio Chong no ha sabido o no ha querido cumplir acuerdos, errores que no solo generan desencuentros con todos los actores políticos, sino además, con sus propios coterráneos del PRI.

El quehacer de Miguel Ángel Osorio Chong, ya lo decíamos, ha dejado una estela de inconformidad entre los priistas, pues precisamente por su falta de compromisos, han dado paso a que uno de los ya de por sí contados cuadros valiosos en Puebla, como es el caso de Alberto Jiménez Merino, abandone el tricolor, sí, efectivamente, para ser otro huésped de Morena.

Será en el transcurso de este misma semana, cuando a través de la dirigencia estatal del PRI al mando de Jorge Estefan Chidiac, el ingeniero, con más de 30 años de militancia, abandone sus filas, ante la negativa de Chong y todo su grupo, por cumplirle acuerdos.

La lectura sobre la salida de Jiménez Merino del PRI, es muy simple. Hizo acuerdos con Osorio Chong y éste no le cumplió. Se afirma que le iba a dar una secretaría y después otra, y nunca le cumplió.

Aunado a ello, el Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, tampoco le cumplió. Ni las pláticas con el senador Urzúa sirvieron de nada, pues qué creen, tampoco le cumplieron al inge.

Lo mismo sucedió con Blanca Alcalá, donde incluso renunció a la Sagarpa para apoyarla en su malograda campaña, y tampoco nada, a pesar de que conocía sus proyectos. Y no se diga de Estefan Chidiac y con el secretario de la Sagarpa, presuntamente para apoyarlo con una subsecretaría, y el resultado el mismo, no le dieron nada.

Dicen que al pobre ingeniero así lo tuvieron por cerca de medio año, de ahí que haya tomado sus “chivas” y botarles el “changarro”, el cual por cierto, sigue igual de maltrecho, a pesar de que este domingo hayan “ganado” el Estado de México.

Se sabe que Jiménez Merino, conoce perfectamente que en donde precisamente tienen una mejor opción de desarrollo político como de proyectos del campo, es con Morena, por lo que a través de su  interlocutor Antonio Rueda, responsable de esta circunscripción, es como tendrá contacto directo con Andrés Manuel López Obrador.

Sin duda, esta una más de las dolorosas partidas de militantes del PRI en Puebla y que se dirigen al partido de AMLO, quien después de lo sucedido ayer en el Estado de México, sabe que requiere mucho más que la voluntad de la gente para sacar al PRI de Los Pinos.