Ante la globalización y los avances tecnológicos, las empresas tendrán que reforzar sus inversiones en el rubro de capacitación, pues al menos tendrán que capacitar a su personal entre dos a cuatro semana al año para estar a la vanguardia, sentenció Carlos La Bandera Trejo, investigador de la Universidad Anáhuac.

Afirmó que la falta de actualización del personal es una retroceso para una empresa que siempre quiere estar a la vanguardia ante el dinamismo de los mercados, así lo concedieron el investigador al hacer el anuncio de nuevos posgrados en temas de tecnología y ciencia e innovación.

Hizo ver que la capacitación debe ser constante sin importar la edad del trabajo, y advirtió que muchas empresas pierden y llegan a la quiebra porque no invierten en la capacitación de sus empleados, es decir, los patrones no entienden que al capacitarlos dejarán sus conocimientos en las empresas.

Reiteró que con las nuevas tecnologías es necesario que la actualización sea constante, pues llegará el momento en que tanto jefes como subordinados ya no entiendan la forma de trabajar y es cuando llegan los problemas y las empresas mueren.

“Cuando las empresas son exitosas se tiene que empezar a invertir en la capacitación, la compañía debe aprovechar que está en auge y enviar a su personal para reposarse más, por ende se tiene que destinar un presupuesto para este rubro”.