Las designaciones de Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra Arámburu, para la primera y segunda fórmula al Senado de la República por Morena, respectivamente, confirman una vez más que a Andrés Manuel López Obrador, poco le importa el pasado priista de estos personajes. Quiere ganar, punto.

Al propio dueño de Morena, poco le importan los nativos, muchos de las cuales iniciaron esta lucha social y política hace más de una década. Hoy los hicieron a un lado, y así lo hará las veces que sea necesario con tal de ganar.

AMLO ya lo mostró con la designación de Barbosa. Hoy lo demuestra con ilustres ex priistas. Mañana, ya será lo de menos.

Así, la propuesta del Consejo Estatal para el Senado de la República, y que está integrada por Fernando Jara Vargas, Gabriel Biestro Medinilla y el consejero Miguel, Guerra Castillo, liderazgos de trayectoria en el movimiento de Andrés Manuel, simple y llanamente fueron fulminados. Una candidatura a una diputación federal es lo que les espera. Ni más, ni menos.

Ya se lo habíamos comentado en alguna ocasión. El pragmatismo de López Obrador es tan contundente, que no le importa el pasado de sus nuevas huestes. No importa incluso que sean familiares de Vicente Fox e incluso de Carlos Salinas de Gortari. Lo importante es que aporten,

Por cierto, ahora habrá que ver cuál es la respuesta del grupo que señala a Alejandro Armenta. Veremos si arrecian los embates o nuevamente hacen el ridículo y hagan víctima (otra vez…), al ex pupilo de Mario Marín.

EL ENEMIGO EN CASA

En esta misma dinámica de los madrazos internos en Morena, ´flaco favor´le hace al proyecto de López Obrador, el pronunciamiento de Abelardo Cuéllar, quien aún dolido por el arribo (¿imposición?…) de Luis Miguel Barbosa, a la coordinación estatal de organización electoral, o sea candidato a la gubernatura, ahora arremete contra Nancy de la Sierra y el propio Armenta.

Cuéllar, otro de los nativos del partido, se manifestó en contra de la línea que adoptó el CEN para desplazar a cuadros de la base –como él- en la asignación de candidaturas para entregarlas a perfiles externos.

Ya arribaron Barbosa, Armenta y Nancy de la Sierra, y más pronto que rápido lo hará Manzanilla y todos los externos que usted guste.

Nuevamente, que alguien ilumine a este destacado abogado laboral y le haga entender de una vez por todas, que en Morena solo se aplica la monolítica, el dedo del Peje pues, pa´ que por fin entienda.