La embajada de Rusia en Damasco, capital siria, fue blanco este miércoles de un doble ataque con explosivos, los cuales no causaron daños ni víctimas, informó el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Un segundo proyectil cayó en las inmediaciones del complejo e ingenieros militares especialistas desactivaron la munición sin explotar, agregó la cancillería rusa en su declaración.

Advirtió sin embargo que todavía hay una amenaza real para la sede diplomática de Rusia y su personal por parte de grupos terroristas, cuyos militantes están atrincherados en los suburbios de Damasco.

“Esto reafirma la necesidad urgente de eliminar todos los focos terroristas en Siria”, afirmó y dijo que Moscú estima que con “esta nueva provocación, los extremistas que se oponen a un arreglo pacífico en Siria, confirman su intención de seguir sembrando terror”.

La cancillería rusa señaló que el ataque contra su misión diplomática en Damasco debe tener su correspondiente evaluación y ser condenado con vehemencia por todos aquellos que de facto contrarrestan los desafíos y amenazas del terrorismo.(Con información de Aristegui Noticias).