Lo que se quiere lograr es que los albergues cuenten con regaderas y alimentos.

La Arquidiócesis de Puebla abrirá dos comedores comunitarios en el Centro Histórico en Semana Santa. Serán apoyados por el Banco de Alimentos o empresarios del primer cuadro de la ciudad interesados en ayudar a la causa. Se atenderán a todas las personas en situación vulnerable, anunció el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa.

El líder de la grey católica detalló que estos centros estarán en el templo de Analco y en la Casa de la Familia. Se quiere lograr que los albergues cuenten con regaderas y alimentos.

“La idea es que, como nos pide el papa Francisco, vayamos a un encuentro con nuestros hermanos más necesitados. Se podrá ofrecer alguna regadera, algunos sanitarios y alimentos. La idea es, pues, compartir con ellos. Probablemente lo hagamos o el Martes Santo o el Jueves Santo.”