La familia real disfruta de todo tipo de privilegios, sin embargo la Reina y su familia deben cumplir determinadas reglas, repletas de restricciones y obligatorias responsabilidades.

Te mostramos 9 de estas normas que ningún miembro de la familia de la Reina Isabel II todavía se ha atrevido a quebrantar.

REGLA #1 TODOS LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA REAL DEBEN CELEBRAR NAVIDAD JUNTOS.

En el Palacio de Sandringham en Norfolk, los miembros de la familia real pasan juntos cada Navidad.

REGLA #2 RESTRICCIONES CON LA PIEL.

La vestimenta real no debe ser demasiado lujosa, de acuerdo al protocolo, se recomienda que la Reina y sus familiares no aparezcan con pieles en vía pública, excepto en ocasiones especiales. Esta recomendación sólo se aplica a los abrigos de piel, pero cuellos y sombreros están bien aceptados.

REGLA #3 SÓLO PUEDEN PROFESAR LA RELIGIÓN ANGLICANA.

El monarca en Gran Bretaña es también el jefe supremo de la Iglesia Anglicana, por lo que sería muy extraño que practicase una religión diferente. De hecho, en el pasado la familia real no podía casarse con personas de otras creencias religiosas, pero en 2011 se levantó esta prohibición.

REGLA #4 NO PUEDEN FIRMAR AUTÓGRAFOS.

La familia real interactúa amablemente con sus fans durante actos oficiales. Sin embargo, es imposible conseguir un autógrafo, puesto que se cree que es peligroso e inseguro para la familia real dejar su firma en cualquier lugar, salvo en documentos oficiales.

REGLA #5 LOS HEREDEROS DIRECTOS A LA CORONA NO PUEDEN VIAJAR JUNTOS.

Esta tiene una explicación lógica: desafortunadamente, han habido aviones que sufren accidentes, los trenes chocan y los barcos se hunden, es por esto, que sería doblemente terrible perder a la vez dos posibles herederos al trono. Por lo tanto, es poco probable que el príncipe Carlos y Guillermo puedan viajar com padre e hijo normales.

REGLA #6 NO SE ACONSEJA COMER MARISCOS.

Por razones de salud, se desaconseja que la Reina y sus familiares coman mariscos, tal vez se considera peligroso debido a las toxinas que almejas y ostras pueden acumular.

REGLA #7 NO SE PUEDEN VESTIR DE NEGRO, A MENOS QUE SEA UN PERIODO DE DUELO.

El negro, que todos usamos casi a diario, es un color excepcionalmente de luto para la familia real británica. Debido a eso resulta poco probable ver a la esposa del príncipe Guillermo con un vestido de fiesta negro. Sin embargo, su madre, la princesa Diana, sí se atrevió a romper esta regla.

En 1994, cuando aún era esposa del príncipe Carlos, ella apareció con un vestido negro magnífico en una fiesta de Serpentine Gallery. Este traje acabó llamándose el “vestido de la venganza” porque se utilizó el mismo día que el Príncipe de Gales confesó públicamente su larga relación con Camilla Parker Bowles.

REGLA #8 RENUNCIAN A VOTAR.

No hay ninguna ley que impida a la familia real renunciar a su derecho al voto. Esto significa que legalmente pueden hacerlo, pero prefieren no ejercer este derecho para que nadie les pueda acusar de parcialidad por uno u otro candidato.

REGLA #9 LOS PEQUEÑOS PRÍNCIPES, SIEMPRE CON PANTALONES CORTOS.

Hay una regla en la alta sociedad europea que establece que los pantalones largos sólo pueden ser llevados ​​por hombres. A los niños se les permite vestir menos “formal”, al menos hasta que cumplan 8 años.