Sin autorización, las tarifas subieron para viajar desde Puebla a Cholula, Huejotzingo y San Martín Texmelucan.

Concesionarios del transporte público suburbano de Cholula, Huejotzingo y Texmelucan comenzaron a aumentar de 15% a 20% el costo del pasaje, sin permiso del gobierno estatal.

Los usuarios han expresado su molestia, los conductores señalan que el objetivo es enfrentar el incremento del combustible.

Han colocado las nuevas tarifas en letreros con los logotipos de las empresas que ofrecen servicio entre Cholula, Huejotzingo San Martín Texmelucan y Puebla. Sin embargo, en los letreros no se informa si los precios tienen autorización del gobierno federal.

Los empresarios del ramo mencionan que desde hace diez años mantienen los mismos costos, a pesar de las alzas en los insumos.

Estudiantes, trabajadores y viajeros frecuentes informan que hasta el jueves 23 de febrero el pasaje de Puebla a San Martín Texmelucan, y viceversa, tenía un costo $15 y ahora tienen que pagar $20 por recorrer 37 km.

De Cholula a San Martín Texmelucan (28 kilómetros) pagaban $10 y ahora $15.

Preguntando en diferentes paradas de autobuses, los usuarios mencionan que la tarifa mínima es de $8 y antes era de $6.

De Cholula a Puebla o al revés (9 kilómetros) el costo requerido por un conductor de un autobús suburbano es de $8, mientras que las líneas urbanas se mantienen en $7.50.

Los tabuladores varían de acuerdo con la empresa, aunque estos precios son los promedios, aparentemente, acordados por los concesionarios, después del aumento en el precio de la gasolina y el diesel que utilizan los camiones.

Conductores de las líneas Transportes Unidos de Huejotzingo se deslindan del aumento en el pasaje, al señalar que los concesionarios, tomaron la decisión porque estaban en riesgo de irse a la quiebra como consecuencia del incremento del combustible.

“Nosotros como trabajadores nos limitamos a obedecer. Y, ellos como concesionarios tienen que asegurarse de ver que la empresa sobreviva”, comentaron.

Por su parte, los pasajeros refirieron que han protestado ante la Secretaría de Infraestructura y Transportes que, a su vez, indica que están estudiando la autorización.